Diferencias entre el café latte, cappuccino y café con leche

Diferencias entre el café latte, capuchino y café con leche

Coffee lovers con todos los temas curiosos y novedosos sobre los que escribo en este pequeño rincón cafetero y termino de caer en la cuenta de que aún no me había parado a hablaros sobre el café entre los cafés: el café latte. Por eso, a continuación os voy a descubrir todo lo que sé acerca de él y la manera de prepararlo para el tener éxito asegurado.

Para empezar os explicaré que la palabra latte viene del italiano y significa «café con leche». Sin embargo, la preparación es lo que distingue a esta bebida ya que su proceso puede considerarse todo un arte ya que es un preparado a base de café espresso y leche al vapor.

La verdad es complicado diferenciar entre un latte, un cappuccino y un café con leche pero tranquilos porque yo os voy a aclarar todas las dudas. En cuanto al cappuccino, diremos que es una bebida italiana en la que  2/3 del contenido es leche evaporada, además de tener una corona de espuma muy reconocible que toma su nombre de la similitud con la vestimenta de los monjes capuchinos. Además, se sirve a una temperatura tibia ya que de esta manera puede ser degustada de forma sencilla e inmediata. La correcta mezcla del espresso con la leche hace que, incluso, ya no necesite nada de azúcar para disfrutar de esta deliciosa bebida. Y sobre todo, advertir que la espuma de la leche debe ocupar la mitad de la taza.

En cuanto al café con leche, es una bebida muy sencilla de preparar y se diferencia precisamente por esta razón, ya que, aunque lleva los mismos ingredientes, la leche no es vaporizada ni lleva una medida exacta, no hay espuma y su elaboración no es tan difícil como la del cappuccino.

Por su parte, el latte es una bebida que lleva mucha técnica y las medidas de café y leche son diferentes a las demás pues éstas son exactas. Por lo general también es considerado un arte porque los baristas hacen creaciones o dibujos en su superficie para coronar esta bebida, circunstancia que la da un toque único al café.

Aclarado esto, pongámonos manos a la obra y preparemos un buen café latte. ¿Te animas? Pues vayamos por partes:

  • Necesitarás ya tener listo el café que vas a utilizar.
  • La medida es 1/2 taza de leche por cada taza de café.
  • Calienta la leche. Si usas el microondas dale 30 segundos y, si por el contrario, utilizas los fuegos de la cocina, calienta a fuego medio y retira la leche cuando empiece a salir vapor si es que se formaron burbujas.
  • Saca la leche y con un batidor de alambre empieza a darle vueltas a la manija con las palmas de las manos hasta que formes la cantidad deseada.
  • Vierte un poco de café ya preparado en un taza.
  • Agrega un poco de leche al café y ya tienes un latte.

¿Qué os ha parecido? ¿Fácil verdad? Pero recuerda que en Coffee Corner, las mejores cafeterías de Valencia, preparan un latte estupendo. Sin duda, mi sitio preferido para tomarlo.

Post Tags:
No Comments

Leave a Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies