¿Sabes las diferencias entre el café de tueste natural, torrefacto y mezcla?

Descubre las diferencias entre el café de tueste natural, torrefacto y mezcla

Probablemente nunca te hayas planteado las diferencias entre el café de tueste natural, torrefacto y mezcla. Esto se debe principalmente a que cuando vamos a comprar el café para beberlo en casa siempre acudimos a las marcas que nos gustan y, por otra parte, cuando lo tomamos fuera de casa, no nos solemos interesar por el tipo de grano que nos sirven. Pero seguro que después de leer este post tu visión en cuanto al café va a cambiar, y probablemente  te entre el gusanillo de la curiosidad y preguntes antes de degustarlo.

Empezaremos por definir el café de tueste natural ya que es aquel que lleva café verde como ingrediente principal. Por su parte, el torrefacto es el tostado en grano al que se le añade, antes de finalizar este proceso, sacarosa o jarabe de glucosa.  Por último, el café de mezcla resulta de la mezcla de café de tueste natural (café verde) y café torrefacto en cualquier tipo de porcentaje. En mi humilde opinión estos dos últimos deberían desaparecer del mercado. Pero ¿por qué es tan importan el tueste del café?

Para contestar a esto no vamos a entrar en cuestiones muy complejas, pero creo que cualquier persona que tome regularmente café debería saber que el café verde es la forma original de los granos antes de prepararse para poder hacer la infusión. Tiene una textura suave y fresca y muy poco o ningún aroma. En el momento en que se tuesta se producen unos procesos químicos que transforman por completo el grano y a su vez su textura y su sabor. El café tostado es oscuro, duro y crujiente, desprende aromas complejos y puede ser más o menos brillante porque se han extraído sus aceites. El resultado final depende de la máquina, la forma de aplicar el calor y su temperatura, el tiempo o el volumen en el tueste. De ahí que se obtengan cafés con diferentes características.

El café torrefacto consiste en tostar los granos con azúcar. En dicho proceso el azúcar se derrite y va caramelizándose hasta quemarse, envolviendo al café. Esto, efectivamente, crea una capa protectora que evita que los granos se echen a perder demasiado pronto, pero el resultado es un café muy oscuro, amargo y muy fuerte, con sabor a quemado. Éste es el que normalmente consumimos en casa ya que la complicada situación que vivió España desde la posguerra propició que el torrefacto fuera el más consumido porque alarga la vida del producto y permite extraer más cafés con el mismo volumen de grano. Por ello, los españoles nos habituamos a tomar así el café, y todavía se cree que el café muy fuerte y muy negro es bueno, cuando es justo lo contrario.

Por su parte, el café de mezcla es un término que hace referencia a la combinación en proporción variable de granos de café de tueste natural con café torrefacto, más suavizado pero aún arrastrando todos los males de este último.

Así, que sin lugar a dudas, lo más aconsejable es tomar siempre café natural porque conserva las propiedades intactas del producto y se aprecian todas las características que éste conlleva. Osanimo a probar un buen café de tueste natural en una de las mejores cafeterías de Valencia: Coffee Corner.

No Comments

Leave a Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies