Consejos para preparar un buen café en casa

Consejos para preparar un buen café en casa

Como ya sabéis, soy un cafetero empedernido. Reconozco que lo que más me gusta es tomar el café en una buena cafetería en Valencia, donde poder desconectar unos minutos al día y leer la prensa. Pero también “picoteo” alguna taza a lo largo de la jornada en casa.

Después de mucho leer y leer he ido adaptando algunos trucos para preparar mi propio café casero con una calidad bastante aceptable y ya sabéis que en esto soy muy exigente. Aquí os dejo mi propio listado de consejos para preparar un buen café que, seguro, os van a resultar muy interesantes:

– Comprar un buen café: normalmente los más consumidos son el arábica y el robusta bien por separado o bien mezclando ambos. Son de buena calidad y mantienen intactas las propiedades y el sabor de un buen café. Aconsejo no consumir el torrefacto, más amargo y nada natural. Además es recomendable comprarlo siempre en grano y molerlo en casa para que de esta manera no se pierda el aroma y el sabor original.
– La importancia del agua: si como ya he comentado, la calidad del café es importante, no debemos descuidar el agua que utilizamos para prepararlo porque es la base del resultado final. Se debe utilizar siempre un agua mineral y de mineralización débil.
– La taza importa: aunque parece que es una cuestión sólo estética, es importante saber elegir el recipiente donde se va a degustar el café. Aconsejo que sea de color blanco por una cuestión psicológica ya que de esta manera contrasta con el color oscuro de la bebida y no afecta en la percepción del sabor. Por otro lado, las tazas de doble fondo y de forma cónica son las más apropiadas para que el café se “deslice” suavemente y no salpique. Aunque lo verdaderamente importante es que la taza no esté fría.
– Café al momento: aunque parezca de lógica, un café no se debe recalentar. Lo más importante en un buen café es la frescura que aporta y para ello debe tomarse recién hecho. Si dejamos que se enfríe perderá todo el aroma, cuerpo y sabor que lo hacen tan característico.
– Conservarlo en óptimas condiciones: si hemos hablado de la importancia en la calidad, no dejemos que ésta se pierda a la hora de guardarlo. Aconsejo no comprar paquetes más grandes de 250 gramos y que éstos se guarden en recipientes limpios, opacos, herméticos y sin aromas, siempre fuera del contacto con el sol.

Así que, teniendo en cuenta estas premisas, no tenéis excusa para disfrutar en casa de un buen café. Casi casi igual de exquisito como el que elaboran en mi sitio de cabecera: las cafeterías Coffee Corner en Valencia donde, además, puedes comprar el café en grano de gran calidad y llevártelo molido.

¡Qué tengáis buena semana coffee lovers!

No Comments

Leave a Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies