Cafés europeos: no renuncies a tu café cuando viajas

Los mejores cafés europeos

Si ya tenéis las vacaciones cerradas y os habéis decidido a visitar algún país de Europa, os recomiendo algunos de los cafés más conocidos dependiendo del país dónde vayáis a viajar. Cada uno tiene su historia y su particularidad y, sin duda, merece la pena probarlos y que no te lo cuenten.

Café espresso (Italia): Un auténtico espresso italiano se prepara con café natural recién molido y se sirve en taza pequeña con poco cantidad de agua y una buena capa espesa de crema. Nunca se sobrepasan los 25 ml de café, por lo que degustarlo es una experiencia muy aromática e intensa. El verdadero italiano toma su espresso a lo largo del día, pocas veces a primera hora. La mayoría lo toman sin azúcar, salvo en algunas regiones del sur donde se prefiere dulce. Se suele acompañar de un vaso de agua y nada más. Si sólo se pide un café es esto lo que te encontrarás en Italia.

Pingado (Portugal): Si visitas al vecino país de Portugal, no dudes que encontrarás un buen café vayas donde vayas. El café pingado es el equivalente a nuestro cortado pero con muy poca leche. Apréndete bien este nombre y no lo confundas por “pringado” jejejeje… muy común entre los turistas. Además, si quieres un café con leche debes pedir un meia de leite excepto, si es por la mañana, que puedes pedir un galão ya que es de mayor tamaño. Si quieres un café solo debes pedir un bica, si te gusta el café fuerte, o un carioca si lo prefieres algo más suave.

Milchkaffee (Alemania): Los alemanes son muy sencillos a la hora de pedir café, pero también tienen sus especialidades. Aunque en las ciudades más grandes como Berlín se han adoptado los cafés más internacionales, muchos alemanes siguen pidiendo el café como lo hacían sus abuelos. El más común y de sabor increíble es el milchkaffee, café de filtro servido en taza grande con leche. Es muy común tomarlo para desayunar o como merienda a mitad de tarde.

Schümli (Suiza): Así es como un verdadero suizo pide su café, el equivalente a nuestro café solo. Negro, servido en taza pequeña, con su capa de crema y el azucarillo a un lado. Siempre te lo servirán con un botecito de crema para que te sirvas al gusto. Un verdadero placer.

Hasta aquí una primera selección para defenderos en los diferentes países donde vayáis de vacaciones y no renunciéis a tomaros un buen café. Estad atentos porque en el próximo post completaremos la lista.

No Comments

Leave a Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies